Jerusalén, ciudad de bendiciones y promesas