JHWH/YHVH, nombre de Dios revelado a  Moisés y siendo su significado: “YO SOY”, el que es auto-existente. YHVH es una  palabra compuesta de cuatro letras   que se le denomina tetragrama  y aparece alrededor de 6800 veces en la Biblia

La mayoría de los eruditos hacen notar que este verbo hebreo no designa una mera existencia sino una presencia viva y activa, y que, por lo tanto, su conjugación, es decir, el Tetragrámaton significa:

“Yo existiré por mí mismo” o “Yo soy el que existe por sí mismo”.

Ex 3:14. Y respondió Dios a Moisés: YO SOY EL QUE SOY. Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me envió a vosotros.

Ahora veamos quien es Dios y que es Dios?

Dios es el único que existe por sí mismo. Todo lo demás va y viene pero Dios permanece.  El versículo en Is 2:4  cita: Confiad en YHVH perpetuamente, porque en Jehová el Señor está la fortaleza de los siglos. Nosotros no somos pero Dios y solo Dios, es para siempre, antes de la existencia de todas las cosas, Dios ya era. Después que muchas cosas dejen de existir, Dios todavía será, Dios era, es y será. Él es la realidad de todas las cosas positivas. El evangelio de Juan revela que Él es todo lo que necesitamos; la vida, la luz, el alimento, la bebida, el pasto, el camino.

Los cielos y la tierra pueden pasar, pero Dios es. Esta usted desalentado por sus debilidades?  Un día sus debilidades dejaran de existir, pero Dios seguirá existiendo. No crea en nada que no sea Dios. No crea ni en su debilidad ni en su fuerza, porque tanto su debilidad como su fuerza pasaran.

Las riquezas como la pobreza pasan, pero Dios permanece. Aunque seamos ricos o pobres, Dios es. No debemos poner nuestra confianza en la esposa o el marido, Dios seguirá siendo. Si conocemos a Dios como aquél que es, seremos muy alentados especialmente en tiempos difíciles.

Muchos cristianos conocen a Dios de una manera superficial, quizá solamente como el todopoderoso, pero éste  aspecto de Dios no se le revela a Moisés en Éxodo 3, no necesitamos decir que él es poderoso más bien debemos conocerle como Aquel que es en sí mismo, quien es capaz y poderoso.

Hay momentos en que Dios actúa como el todopoderoso pero cuando Pablo estaba a punto de ser martirizado, el conoció a Dios como aquel que es, esto fue realmente  una fuente de consuelo y de fuerza para Pablo, quien conoció a Dios no como aquel que era capaz de rescatarle de la cárcel, sino como aquel que existe para siempre, como Aquel que es que era y que será. Recuerde que  aun cuando Dios aparentemente no haga nada por nosotros, nosotros debemos seguir creyendo  y recibir una revelación más profunda de lo que Él es.

Consideremos que Dios nunca cambia. Sus promesas nunca fallan. Cuando nosotros somos infieles, Él es fiel, tal como lo declara  en su palabra en el libro de

Malaquías 3:6 Porque yo Jehová no cambio; por esto, hijos de Jacob, no habéis sido consumidos.

Dios no es solamente el Shadai, sino también  es Jehová. Él no es solamente el omnipotente y El que promete, sino El que existe y El que cumple. Por ser Aquel que es, El cumplirá todo lo que Él ha prometido. Quizá nosotros no podamos cumplir nuestra  palabra porque podemos dejar de ser. No obstante, puesto que Jehová existe eternamente y porque Él es la realidad del verbo ser, El cumplirá todo lo que ha dicho. Cuando usted se enfrenta a pruebas y dificultades, debería decir: “Señor, Tú eres. Mis problemas acabarán, pero Tú, Señor, permanecerás para siempre”.