Una exaltación a la belleza de vida que trae la sabiduría y que cada uno de nosotros requerimos cada día. Lo interesante de esta lectura es que la sabiduría asume una personalidad, por un lado enseñando que Jesús es la sabiduría misma hecha hombre y por otro lado nos enseña que cada uno de nosotros debemos encarnar la sabiduría dentro de nosotros.
Proverbios 5; Proverbios 6; Proverbios 7; Proverbios 8; Proverbios 9

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículo anteriorBeneficios de la Justicia
Artículo siguienteIsrael no estás solo