Cuando se piensa en eventos donde se logra concentrar a grandes personalidades, líderes religiosos y políticos, en un mismo  lugar, pensamos en congresos políticos y/o eventos presidenciales. ¿Podría el mensaje de un solo hombre, tener la energía  necesaria para convocar a dichos eventos? ¿Podría un mensajero de esperanza lograr hacerlo, año tras año, década tras  década? Sí, lo hizo un hombre llamado Felipe García Hernández.

Un líder y ministro internacional conocido por su gran carisma, su servicio y su impactante ministerio,  nació el 12 de abril de 1954 hijo de Don Bonifacio García y Doña Josefina Hernández.
A los 20 años, Felipe García se inició en el comercio en la Ciudad de Tuxpan, Veracruz; con el paso  de los años Felipe, se dio cuenta que su vida tenía un propósito diferente a la de los demás, a los 21  años conoció a Isabel Zamora, ambos, decidieron emprender juntos el viaje de la vida.
Con la abundancia y prosperidad económica, y en la cúspide de su actividad laboral, conoció a su  Salvador Jesucristo a quien decidió seguir y servir junto con su familia y, después de una labor incesante nació el Ministerio “Comunidad Evangélica Patmos Salmo 137:5-6”. Ahora, en una nueva  etapa de su vida, el Pastor Felipe García, llevó una vida ejemplar en el cristianismo, en compañía de su familia y creyó que  para esto había llegado.

Pero, Dios tenía preparado algo más para su vida. Como cualquier líder   evangélico, el Pastor Felipe García, conocía muy bien las Sagradas Escrituras   y así, Dios le mostró que, tanto la Iglesia, como el pueblo de Israel, tienen un  valor incalculable delante de Sus ojos. Conociendo así el corazón de Dios y,   la necesidad de apoyar al pueblo judío, nació PAAZ (Pastores que Aman y   Apoyan a Zion), el Movimiento Sionista Cristiano de México para las   Américas, movimiento enfocado a promover un amor práctico hacia la   nación de Israel. Fue así que, con una labor interminable y apoyado por su   incomparable equipo: su esposa, sus hijas y su yerno el Pastor Hugo Anaya;  año tras año, realizaron eventos a favor de Israel, eventos como Una Noche   por Israel, Nunca Más y Reflexiones, la Conmemoración del Día Internacional de las Víctimas del Holocausto en diferentes  estados de la Republica, con personalidades como los ex embajadores de Israel Joseph Livne, Rodica Radian, Jonathan  Peled y el actual embajador Zvi Tal. Impactando con su diplomacia y calidad, el Pastor Felipe García, siempre demostró su  compromiso con la nación de Israel.

Su ardua labor, lo llevó a viajar infinidad de veces a Israel, a estar en una   reunión con el actual primer ministro, Benjamín Netanyahu, además, a ser   invitado a asistir a la 5ta. Celebración Internacional del Holocausto,   organizada por Yad Vashem Jerusalén; además de, haber sido galardonado   con el Premio Jerusalén 2009 y Premio Yad Vashem México, como   homenaje postumo su nombre fue Inscrito en el Libro de Oro,   reconocimiento entregado por la Institución Keren Kayemeth LeIsrael.

En este día de su natalicio le recordamos con amor, cariño y gran admiración.

BENDITA SEA LA MEMORIA DE UN SIONISTA INCANSABLE
Pastor Felipe García Hernández
QEPD